Fuentes y piernas. Minerva
Tratamientos

Fuentes y piernas

Pensando en esos planes de dudosa consecución en este tiempo difícil, recuerdo un objetivo planeado para este año, pensado cada vez que paso por la desviación de la autovía en mis desplazamientos entre las consultas de Valladolid y Madrid, visitar los jardines del Palacio Real de la Granja de San Ildefonso cuando estén sus fuentes en funcionamiento, acontecimiento visible tres veces al año, en otros años… El funcionamiento de las fuentes tiene un mecanismo simple: vasos comunicantes, no hay bombeo, solo diferencial de presión por la altura y distribución por un sistema de tuberías. Y así se moja las piernas la diosa Minerva, diosa de la guerra, la sabiduría y la ciencia.

Comparo el mecanismo de las fuentes con el funcionamiento de las “tuberías” de nuestras piernas, las venas. Nuestras venas sí que tienen válvulas y una bomba en la planta del pie. Cuando se alteran tienen repercusión en el aspecto de la piel, puede aparecer edema que apreciaremos como inflamación, sensación de pesadez y dolor.

Una de las consecuencias de las alteraciones en la circulación es la celulitis, añadido a un aspecto genético u hormonal. Es probable que después de días de escasa actividad, consecuencia del confinamiento, la celulitis haya aparecido o se haya acentuado.

La carboxiterapia es una técnica que consiste en inyectar dióxido de carbono, un componente del aire que respiramos, en el tejido subcutáneo, superficial. Mejora la circulación, mejora el aspecto de la piel y disminuye la cantidad de grasa en la zona. Se plantean entre 4 y 10 sesiones, una por semana, y pueden complementarse con la inyección de fórmulas anticelulíticas enfocadas a tratar los mismos antiestéticos aspectos. Podemos aplicar la carboxiterapia en otras zonas además de las piernas, glúteos, abdomen, brazos, espalda.

Por via oral podemos complementar el tratamiento, obteniendo mejores y más rápidos resultados, sustancias drenantes, lipolíticas y venotónicas, preparados por la industria farmaceútica para ese fin. Aún estamos a tiempo. Veo un artículo en el periódico: Los achaques de la diosa Cibeles, que necesita rehabilitación, la fuente, también de los vasos. Parece que hoy me atrae lo DIVINE.