munecas-dracristinaalbertos
Medicina Estética

Muñecos y muñecas

Esta tarde ha venido a la consulta una encantadora niña de 4 años acompañando a su mamá. Traía una Tablet con un juego de muñecos para entretenerse. Ha estado diseñando su muñeca. Todo es elegible, los ojos, la nariz, la boca, el pelo…. He recordado aquel “Baby Mua” que me trajeron los Reyes Magos, inamovible, con los labios fruncidos, siempre fruncidos, besando invariablemente con un mecanismo de succión al apretar su brazo. Cambio de tiempos.

Había quedado a cenar con unos amigos. Al llegar me comentan: estábamos esperando tu opinión. La Medicina Estética siempre genera tema de conversación, de aperitivo y sobremesa, los labios de aquella, las orejas de aquel, el rejuvenecimiento genital que aún provoca sonrojos y risas. Se referían al importante cambio de aspecto de la novia de un regio joven. -Qué te parece? -Pues me parece muy bien, un fantástico trabajo. Una generación que cambia la muñeca, también cambia su propia imagen, porque se puede armonizar el rostro y el cuerpo con pequeños retoques. Tan jóvenes? Pues claro.